Vilcabamba.net
En busca de la capital perdida del último reino Inca

Mito y realidad de Espíritu Pampa

Frente a la tesis de Gene Savoy que afirmó que Espíritu Pampa era Vilcabamba la Grande, algunos investigadores, como el historiador cusqueño Víctor Angles, afirmaron ya en los años noventa del pasado siglo que la ubicación y la estructura de Espíritu Pampa, situada en una zona llana y fácilmente accesible, no se corresponden en absoluto en absoluto con las descripciones históricas de Vilcabamba la Grande; donde de acuerdo con los cronistas, los españoles no pudieron entrar a caballo “por ser tierra fragosa y no para caballos de ninguna manera”. Tanto nosotros como cualquier viajero que haya visitado Espíritu Pampa, tuvimos ocasión de comprobar es un lugar fácilmente accesible a caballo.

foto Puente en Espíritu Pampa 1997

También se han producido errores en las descripciones geográficas relacionadas con Espíritu Pampa que hicieron algunos investigadores. En el mapa de Vilcabamba publicado por Bingham en 1912, no se menciona Espíritu Pampa porque él no le dio importancia. Pero se denomina erróneamente Río Pampaconas al que pasa por Concevidaioc y llega hasta las proximidades de Espíritu Pampa, donde recibe por su margen izquierda las aguas del arroyo Chontamayo.

Mapa

En el mapa elaborado por la Universidad de Yale en 1915 ya se ubica Espíritu Pampa. Se suprime el nombre del río que tres años antes se llamó Pampaconas; aunque no se incluye el verdadero nombre de ese río, que es Concebidaioc, pero sí se incluye el nombre del poblado que lleva este mismo nombre.

Mapa

Este río se llama Challcha en su curso alto y antes de llegar a Espíritu Pampa cambia su denominación a río Concebidaioc. Después de recibir las aguas del Chontamayo prosigue su curso hacia el norte hasta juntarse con el río San Miguel; que vierte sus aguas al Cosireni y más tarde al Vilcanota.

Otros investigadores, como Peter Frost o Vicent Lee ya denominan correctamente al río Concebidaioc, pero ubican erróneamente Vilcabamba la Vieja en Espíritu Pampa y no localizan el río Pampaconas.

Mapa Mapa de Vicent Lee que ignora el valle del río Pampaconas

Ninguno de ellos identifica la localización del río Pampaconas ya que situan el Apurímac demasiado cerca y desconocen la existencia de un amplio territorio al oeste del distrito.

Mapa Mapa de Peter Frost 1999

De acuerdo con la documentación histórica está probado que el ejército español en su ataque final avanzó por el valle del río Pampaconas hasta Patibamba y que descansó una noche en Marcanay -ya muy cerca de Vilcabamba la Grande- por lo que la verdadera denominación de ese río tiene una gran importancia en esta investigación.

La realidad es que el valle del rio Pampaconas está más al oeste. El río Pampaconas se forma con la unión de las aguas del río de Porcay y del río de Totora; y pasa por Patibamba, Chancavine y Nueva Esperanza. Finalmente vierte sus aguas al rio Apurímac en un lugar llamado Encuentro.

Estos datos geográficos los hemos corroborado con el uso habitual de los pobladores de la zona, y coinciden con los registrados en los mapas del Instituto Geográfico del Perú desde 1906 y en las cartas modernas que este mismo Instituto publicó a partir de 2001

Mapa Mapa de 1906 del Instituto Geográfico del Perú Mapa Detalle del mapa del IGP de 1906 que ubica el río Pampaconas

Así pues se llega a Espíritu Pampa siguiendo el río Concebidaioc y es un lugar fácilmente accesible. Mientras que a Hatun Vilcabamba se llegaba siguiendo el río Pampaconas y era un lugar donde ninguno de los expertos jinetes que integraban la tropa española pudo llegar montado a caballo “por lo fragoso del territorio”. Teniendo en cuenta que la utilización de caballos daba derecho a una mayor proporción del botín que se pudiera capturar, es evidente que si no emplearon caballos es porque no era posible hacerlo.

Con todas estos datos geográficos e históricos, consideramos que no se puede sostener científicamente que Espíritu Pampa haya podido ser el asentamiento de Vilcabamba la Vieja, Vilcabamba la Grande o Hatun Vilcabamba.

Así pues, ¿Qué es Espíritu Pampa?

Las excavaciones realizadas por el Ministerio de Cultura del Perú, bajo la dirección del Javier Fonseca Santa Cruz, consiguieron importantes descubrimientos arqueológicos en 2012 que dan una nueva perspectiva sobre la historia de aquel lugar y sobre la historia de Vilcabamba anterior a los incas.

Foto Excavación en Espíritu Pampa 2012

El hallazgo mas notable fue un complejo funerario conformado por nueve tumbas perteneciente a la cultura Wari, que comenzó su desarrollo hacia el año 600 d.C y entró en crisis después del año 1.000. Esta cultura tuvo como centro la gran ciudad Wari, ubicada cerca de Ayacucho, y se extendió por gran parte de la costa peruana y la región andina, incluyendo el valle donde se fundó siglos después la ciudad de Cusco.

La gran capital Wari está a ciento veinte kilómetros en línea recta de Espíritu Pampa, mientras que Cusco está a ciento cuarenta y ocho kilómetros en línea recta de este lugar. Pero hasta el momento no se había identificado ningún resto arqueológico de esta cultura en el territorio de Vilcabamba, lo que obliga a revisar los mapas que hasta ahora se habían trazado delimitando la extensión de los imperios que tenían sus capitales Wari y en Tiahuanaco.

Mapa

Sabemos que el imperio wari se había extendido hacia el oeste del río Apurímac en el actual distrito de Vilcabamba. Una de estas tumbas albergaba los restos de un personaje de alcurnia, adornado de piezas de oro y plata, bautizado como el Señor Wari. En la tumba de este noble Wari se encontraron un pectoral de plata en forma de ‘Y’, una máscara -también de plata- con una figura antropomorfa, junto con dos brazaletes de oro que muestran figuras de felinos, dos báculos de chonta (madera selvática de gran dureza) forrados con láminas de plata, además de otras piezas.

Este descubrimiento demuestra que en aquel lugar hubo un asentamiento wari, siglos antes de la fundación del Cusco. Sobre los restos wari se construyeron edificios incas. Continúan las investigaciones para tratar de determinar si esta ocupación inca se produjo después de algunos siglos de abandono; o tratar de precisar quienes fueron los ocupantes intermedios entre la desaparición del imperio wari; y la llegada de los incas a aquella zona, que pudo ser casi un siglo antes de que Manco Inca buscara refugio entre las montañas y las selvas de Vilcabamba.

Entre los valiosos objetos descubiertos por Javier Fonseca hay también fragmentos de cerámica neo-inca –elaborada en tiempo posterior a la llegada de los españoles- en los que aparecen representados personajes incas y selváticos unidos en su lucha contra los invasores españoles. Esto podría indicar que Espíritu Pampa tuvo un papel muy relevante como lugar de encuentro y probable centro ceremonial común para la consolidación de las alianzas entre los incas de Vilcabamba y las tribus selváticas.

Es un hecho que los cuatro Incas de Vilcabamba -Manco Inca, Sayri Tupac, Tito Cusi y Tupac Amaru- , consiguieron que los habitantes de las selvas de Vilcabamba les apoyaran firmemente en su lucha común de resistencia contra la dominación española. Y es probable que este lugar, conocido por los machiguengas como Eromboni –lugar de los espíritus- haya sido un lugar sagrado para los distintos pueblos que habitaron en la zona a lo largo de muchos siglos. Es evidente que fue un lugar importante para los Incas de Vilcabamba, pero no fue el asentamiento de Hatun Vilcabamba, o Vilcabamba la Grande.