Vilcabamba.net
En busca de la capital perdida del último reino Inca

Expedición 2005

"VILCABAMBA-ESTRELLA DE GALICIA 2005"

En 2005 con el apoyo de la empresa fabricante de cerveza ESTRELLA GALICIA (www.estrellagalicia.es) intentamos de nuevo la exploración del valle del río Choquezafra entrando por el desfiladero de Pintobamba.Tuvimos que hacer varios puentes para internarnos de nuevo en un territorio que no había sido estudiado por expediciones anteriores, ni recorrido por ningún campesino de la comarca. Centrábamos nuestra área de exploración en los abruptos y despoblados valles al norte del gran Nevado Choquezafra de 5.164 m.s.m.

Participantes:

  • Director: Santiago del Valle Chousa.
  • Arqueólogo Director: Alfredo Candia, Profesor de Arqueología Inca en la Universidad San Antonio Abad de Cusco.
  • Historiador: Antonio del Valle Chousa.
  • Ayudante de cámara y especialista en escalada: Darío del Valle Chousa, perteneciente al Grupo Irmandiños de Lugo.
  • Camarógrafa: Julia Vonweber. (www.vonweber.ch)
  • Guías: Nicanor Quispicusi Palomino y Custodio Puma.
  • Porteadores y macheteros: -Jaime Quispe Condori, Zaqueo Huamán Apaza, Marcián Navarro Chungui, Adrián Sucso Torres, Gabino Portugal Chipe, Felipe Quisquipuzi Quispe, Wilbert Luque Luque, Lider Avilés Mantari, Felipe Quispe Tapia, Bernardo Huamán Laura.
  • Grupo de transporte y apoyo: Iván Quispicuzi, Juan Pantoja, Fidel Champi.

El 16 de septiembre construimos el primer puente sobre el río Pampakonas, con la técnica tradicional mediante la colocación de tres grandes troncos sujetos con travesaños de madera atados con fibras vegetales. Remontamos el río Choquezafra construyendo puentes en lugares estratégicos sobre el cauce y escalando en ocasiones las laderas rocosas del estrecho desfiladero.

Iniciamos las exploraciones de las laderas y en una de ellas el arqueólogo Alfredo Candia identificó cincuenta y tres andenes, hasta lo alto de la montaña. Proseguimos la exploración de aquel valle remontando una gran catarata de gran belleza abriendo rutas entre empinadas laderas hasta un lugar donde se ensancha el valle.

    

En días sucesivos nos abrimos paso a través de los ríos y ascendiendo por las laderas del valle del Choquezafra. Encontramos más andenes y algunos restos de viviendas dispersas. También encontramos un espacio natural extraordinario con abundancia de aves y monos, además de otras muchas especies como puma y el oso andino, conocido como oso de anteojos.